Endodoncia

Un tratamiento de canal es generalmente la única opción para salvar un diente que tiene graves problemas de caries que expone el nervio (pulpa), o ha sido infectado.

Al diente enfermo se elimina la pulpa (nervio) utilizando instrumentos pequeños que caben en los pequeños canales de la raíz del diente con eso limpiando y desinfectando de forma permanente sellando los canales con una goma de llamado gutta percha.

Sin el nervio, el diente se deshidrata y se puede fracturarse. Normalmente es necesario instalar una corona sobre el diente que se va restaurar y asegurar que pueda recibir fuerzas.