Injerto Óseo

Cuando se pierden dientes con el paso de los años el hueso empieza a reducirse. Al igual que el paciente que utiliza prótesis removibles o dentaduras completas a través de los años, el volumen del hueso disminuye, ya que estás prótesis se apoyan en la encía y en el hueso.

Actualmente los procedimientos de injertos óseos han llegado a ser parte integral de la reconstrucción con implantes, esto es, sí el sito potencial para la colocación del implante no ofrece suficiente volumen o cantidad de hueso para colocar un implante, esto debido a la destrucción del hueso que tiene lugar por la falta de uno o mas dientes.

Los procedimientos de injertos óseos tratan de restablecer la dimensión del hueso perdido por el desgaste.

Hace muchos años la falta de hueso hacía imposible la colocación de implantes, ahora tenemos la capacidad de crear hueso donde lo necesitemos, además de dar la oportunidad de colocar implantes de dimensiones adecuadas y también nuestra prótesis resulta mejor en apariencia y funcionalidad.